Jose M San Miguel, Manejo

El estrés en la entrada a cebo: manejo e instalaciones

La entrada a cebo es uno de los momentos que más estrés genera en el ganado vacuno. Es por esto que cualquier manejo debería contar con unas instalaciones preparadas y con un personal entrenado especialmente para ello.

El estrés, sinónimo de enfermedades

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de estrés en el ganado vacuno? Precisamente hablamos del conjunto de estímulos medio-ambientales externos o internos (emocionales), que provocan el inicio de un cambio adaptativo en el animal. Este cambio es lo que conocemos como respuesta al estrés y puede darse tanto en el comportamiento como a nivel hormonal

La principal función de esta respuesta es recuperar la homeostasis del organismo ante una situación o agente estresante concreto.  Sin embargo, algunos de los componentes de esta respuesta pueden influir aumentando la susceptibilidad a algunas enfermedades.
Pueden diferenciarse dos tipos de estrés que desencadenan dos tipos de respuestas diferentes:

  1. Estrés fisiológico, que está relacionado con la activación del eje hipotálamo-hipófisis-cortex-adrenal.
  2. Estrés psicológico, que se relaciona con el comportamiento animal.

Además, el estrés en la entrada a cebo puede darse en distintos grados que, ordenados de mayor a menor, serían: euestrés, estrés neutro y disestrés.

¿Cómo hacer un buen manejo del ganado?

No es una tarea sencilla pero, como hemos comentado al principio, unas buenas instalaciones y un personal entrenado para ello, reducirá el estrés en el animal. Y es que el estrés que se genera por el transporte y el manejo a la entrada a cebo afecta tanto a la función del sistema inmune como a la actividad ruminal (pasteros), predisponiéndolos a padecer diferentes patologías. A continuación, vamos a conocer cuáles son los aspectos fundamentales a tener en cuenta tanto en el manejo de terneros mamones como pasteros.

Mamones

  • Hay que mantener a los terneros fuera de corrientes de aire y con una cama seca, que les aísle del suelo y de la humedad.
  • El diseño de las instalaciones para el acceso a la zona de lactación, en el caso de que los lotes sean de varios animales, es muy importante.
  • El tamaño de la superficie debe de ser lo suficiente para que el ternero esté cómodo.
  • La lactación conviene realizarla con tetina, ya que crea menos estrés al ternero y facilita, por la posición, el cierre de la gotera esofágica.
  • En el destete y reagrupamiento, los parques en los que se redistribuyan los terneros deben estar secos, con buena cama y con una superficie de unos 5m2 por animal.

Pasteros

  • Es conveniente hacer las entradas en parques de gran superficie, con suficiente acceso a fibra, comederos y bebederos.
  • Las mangas de manejo más comunes para el tipo de terneros pasteros habituales en los cebaderos españoles, tienen un ancho de 70 cm. Aunque para terneros de menos 200 kg puede resultar grande o, pequeña, para terneros más grandes.
  • Los manejos deben hacerse con el mayor silencio posible y de forma tranquila.
  • En caso de que la manga de manejo esté alejada, los terneros deben trasladarse andando, evitando las picas eléctricas y el uso excesivo de las varas. Sobre todo si estamos manipulando animales broncos y/o que no han si manejados con anterioridad.

De forma general, hay un aspecto fundamental en los manejos: la hora de realización de los mismos. Esto está estrechamente relacionado con las concentraciones plasmáticas de glucocorticoides. Y es que la secreción de ACTH y glucocorticoides, tienen un ritmo máximo de secreción al amanecer y un mínimo por la noche. Asociado a este ritmo, existe una magnitud de la respuesta ante un determinado estrés, siendo esta respuesta mínima en los momentos de máxima secreción. Por tanto, todos los manejos que realicemos de madrugada generan una respuesta asociada al estrés mucho menor.

Reducir el estrés de los animales en la entrada a cebo, junto con un correcto proceso de adaptación y sus correspondientes protocolos sanitarios y vacunaciones, resulta fundamental para la prevención de futuras enfermedades en tu explotación de ganado vacuno.